Shook & Stone
Necesario

Mascotas peligrosas y responsabilidad del propietario

Mascotas peligrosas y responsabilidad del propietario

Cuidado con el perro

Desafortunadamente, aparecen demasiados casos en las noticias sobre ataques de perros peligrosos que resultan en lesiones graves o la muerte. Lamentablemente, muchos de ellos son niños pequeños y vulnerables. Recientemente, un niño de cuatro años de Detroit fue asesinado a golpes después de haber sido arrancado de los brazos de su madre por cuatro feroces pitbulls. Otro caso de ataque de pitbull en Elmont, Nueva York, resultó en la muerte de otra niña, una niña de 9 años. Estas son sólo dos de las muchas muertes relacionadas con mordeduras de perro que ocurren en los Estados Unidos cada año. Sólo en 2014, hubo 42 muertes causadas por animales peligrosos y desenfrenados. Los pitbulls y los rottweilers en particular representaron aproximadamente el 74 por ciento de estas muertes.

Los propietarios que, a sabiendas, tengan o regalen animales feroces pueden ser considerados responsables de violar la ley de Nevada. NRS 202.500 distingue entre un “perro peligroso”, cuyo mantenimiento no es un delito, y un “perro feroz”, que es un animal que:

  • Mata o inflige daño corporal sustancial a un ser humano sin haber sido provocado por dolor o tormento, o
  • Anteriormente fue declarado “perro peligroso” por las autoridades y continúa mostrando un comportamiento amenazador.

La excepción a esta regla es cuando un perro muestra un comportamiento amenazador a la defensiva contra una persona que cometió o intentó cometer un delito. Si bien no es un delito poseer un perro que se ha considerado peligroso, si el perro lastima a otra persona, el dueño puede ser considerado responsable en una demanda civil. Si un perro feroz, por otro lado, causa lesiones, el dueño puede ser acusado de un delito grave y enfrentar una pena de prisión.

Representación de lesiones personales por mordeduras de perros

Si usted o un ser querido ha sido herido en un ataque por un perro peligroso y sin sujeción, comuníquese con Shook & Stone lo antes posible. Existe un plazo de prescripción de dos años para las reclamaciones por lesiones personales, por lo que es importante actuar ahora para preservar su derecho a obtener una compensación justa por sus lesiones. Dependiendo de las circunstancias de su caso, es posible que pueda cobrar una compensación para cubrir los costos de atención médica, cirugía reconstructiva y salarios perdidos, por ejemplo.

¡Solicite una consulta gratuita con un abogado de lesiones personales de Las Vegas en Shook & Stone hoy!